Probamos el router Nest WiFi, ¿esto es todo Google?

0
0

La tecnología WiFi es la responsable de muchas de nuestras alegrías, pero también de bastante frustraciones. Está claro que poder usar libremente la conexión a Internet en toda la casa o la oficina es una ventaja, pero eso debe ir acompañado de un rendimiento estable y fiable. Por esa razón, en los últimos años ha despegado el llamado WiFi Mesh. A grandes rasgos, esto combina varios puntos de acceso bajo una única red inalámbrica. Ahí entra el router Nest WiFi de Google que hemos probado y analizado en profundidad. ¿Realmente ha hecho un buen trabajo el gigante de Internet?

A principios de mayo se ponía a la venta en España el Nest WiFi. Como sabemos, los productos de hogar conectados de Google se encuadran dentro de esta marca, y este router Mesh es uno de sus últimos lanzamientos. Realmente, se trata de la segunda generación del Google WiFi, un dispositivo lanzado inicialmente en 2016, y renovado con este nuevo nombre a finales de 2019.

Características técnicas de Google Nest WiFi

Lanzado en varios packs diferentes compuestos por el router Nest WiFi, el punto de acceso o una combinación de ambos dispositivos por 259 euros, se trata de un equipamiento inalámbrico con las siguientes características:

  • Wi‑Fi dual simultáneo (2,4 y 5 GHz) compatible con IEEE 802.11a/b/g/n/ac
  • AC2200 MU-MIMO Wi-Fi
  • Wi-Fi en malla 802.11s expandible
  • Itinerancia cliente automática 802.11.k/v
  • Cifrado WPA3
  • Sonido envolvente en 360 grados con un transductor de 40 mm
  • Micrófonos de largo alcance para el Asistente de Google
  • Qualcomm QCS404 con cuatro núcleos de 64 bits a 1,4 GHz
  • 1 GB de RAM
  • 4 GB Flash
  • Dos puertos Gigabit Ethernet
  • Diámetro: 110 mm, Altura: 90,4 mm
  • Peso: 380 g

Google Nest WiFi

A simple vista, vemos que no cuenta con tecnología WiFi 6, lo que nos impide aprovechar sus capacidades como OFDMA y MU-MIMO bidireccional. La velocidad será de hasta 400 Mbps en la banda 2,4 GHz y hasta 1.733 Mbps en la banda 5 GHz (en caso del router Nest, el Punto WiFi tiene unas características inalámbricas de gama media siendo AC1200). El problema es que el firmware del dispositivo nos impide usar los 40 MHz de la banda 2,4 GHz nada más detectar una red WiFi cercana, por lo que la velocidad máxima que conseguirás es de 200Mbps, aunque la velocidad real desciende hasta los 100Mbps aproximadamente.

Otra cosa que se desprende del análisis que hemos realizado es que su puerto Gigabit Ethernet para la WAN no es compatible con el estándar 802.1Q. Esto implica que no es compatible con los principales operadores FTTH de nuestro país, impidiendo poder sustituir el router de la operadora por el router Nest WiFi. Es necesario que el firmware cuente con soporte para incorporar el VLAN ID de nuestro operador, de lo contrario, no podremos usarlo como router.

Siguiendo con el punto de acceso, tal y como hemos dicho anteriormente, este se coloca un peldaño por debajo con doble banda simultánea WiFi AC1200, es decir, no llega a AC2200 como el router principal. Esto hará que podamos tener velocidades de hasta 300 Mbps en 2,4 GHz y de hasta 867 Mbps en 5 GHz. El repetidor tampoco cuenta con puertos ethernet, para conectar Smart TV, consolas u otro tipo de dispositivos cableados.

Análisis externo e interno

Tanto el router Nest WiFi como el punto de acceso se colocan como productos premium de Google por acabados, materiales y precio. El diseño es espectacular y podemos ponerle pocas pegas. El color blanco, el tamaño o la ausencia de antenas hace que podamos colocarlo en cualquier lugar sin temor a que desentone demasiado. Otro punto a favor es que todos los botones de conexión están en la parte inferior, algo vital para mantener la estética.

Sin embargo, lo realmente importante de un equipo de estas características está en su rendimiento y prestaciones. Por eso, lo hemos hecho pasar por el laboratorio de pruebas de RedesZone. Aquí se dividen las pruebas en cableadas e inalámbricas. Las conclusiones del análisis cableado es que se trata un hardware de última generación con un rendimiento excelente hasta la prueba de 500 hilos TCP, a partir de ahí comienza a flaquear.

Sin embargo, el verdadero punto importante que analizar es el rendimiento WiFi. Aquí el firmware realmente no está ayudando. Por un lado, no podemos forzar la conexión a la banda 5 GHz para obtener la máxima velocidad como en otros equipos WiFi Mesh. Además, el tener siempre activo el HT20/40 Coexistence reduce la velocidad en 2,4 GHz a la mitad.

Tampoco podemos seleccionar canales de forma manual y la cobertura se coloca por debajo de sus principales rivales. Si nos conectamos desde lugares alejados al router, vamos a tener problemas de rendimiento. Alejarnos del router, ya sea en la misma planta o en otras plantas, hace que no tengamos la velocidad y cobertura esperadas.

Otro problema que hemos observado tras aplicar una actualización del router es que es imposible emparejar el Punto Nest WiFi con el router principal. No sabemos las razones, pero lo cierto es que probamos muchas veces la sincronización sin éxito tal y como se puede ver en el vídeo anterior.

Conclusiones sobre Nest WiFi de Google

Una vez revisadas las pruebas a fondo realizadas por nuestros compañeros y tras varios días utilizando el sistema, tenemos algunos puntos fuertes y débiles, además de unas conclusiones. En relación con los puntos fuertes tenemos que hablar de diseño, rendimiento cableado o facilidad de uso desde la aplicación.

Sin embargo, en los puntos débiles está el rendimiento insuficiente de las conexiones WiFi, la pérdida acusada de cobertura en lugares alejados, la falta de opciones avanzadas en el firmware para sacarle todo el partido, las limitaciones de rendimiento por diversas opciones activadas por defecto, la falta de compatibilidad con operadoras FTTH españolas o una relación calidad-precio insuficiente (ya que debemos pagar 259 euros).

En resumen, una alternativa de Google a los fabricantes tradicionales que se queda muy por debajo de su rendimiento. Equipos como NETGEAR Orbi Voice y ASUS Lyra Voice se colocan por encima en rendimiento, además de tener acabados y diseño que ya no tienen nada que envidiar a los de Nest.

El gran problema del Nest WiFi es su software, incapaz de sacar partido a esas características técnicas. Esto es una pena ya que, aunque podría ser mejorado con el paso del tiempo, no podemos recomendar a nadie que compre un equipo en base a promesas de mejora que pueden o no realizarse.

The post Probamos el router Nest WiFi, ¿esto es todo Google? appeared first on ADSLZone.